Babó Babo despido desvinculación derechos trabajadores demanda

¿Qué hacer frente a un despido?

Ser despedido/a de tu trabajo es una situación que pocas personas reciben con agrado. Se trata de una situación difícil, y es por ello que te recomendamos que procedas con calma.
Frente a esta situación, es importante que sepas que la ley te confiere derechos, que tu empleador está obligado a respetar y que, si no lo hace, existen formas eficaces de exigir que tus derechos sean respetados.

¿Cómo proceder entonces?
El despido, para ser válido, debe cumplir con ciertos requisitos:

  1. El despido debe serte comunicado por escrito.
  2. La comunicación del despido debe serte realizada personalmente o por carta certificada enviada a tu domicilio señalado en tu contrato de trabajo.
  3. La carta de despido debe expresar la o las causales legales de despido invocadas y los hechos en que se funda.
  4. El empleador deberá informarte por escrito el estado de pago de tus cotizaciones previsionales.

¿Qué pasa si el despido no cumple con los requisitos?
En caso de no cumplirse con alguno de los requisitos antes indicados, existen acciones que puedes ejercer para que se respeten tus derechos. En este evento tendrás que reclamar judicialmente tu despido.
Si ya has sido despedido/a, no desesperes, procede con calma, y contacta a un/a abogado/a para que te asesore antes de seguir adelante.

El finiquito
Este es un documento firmado por ti y tu empleador ante un ministro de fe (notario o inspector del trabajo).
En este documento consta el acuerdo de poner fin a la relación laboral y de dar por extinguidas las obligaciones que emanan del contrato de trabajo. En el finiquito también se detallan los pagos que corresponda efectuarte a consecuencia de la terminación de la relación laboral y otros acuerdos que pudieran pactarse entre tú y tu empleador.
Tu empleador está obligado a poner el finiquito a tu disposición, dentro de un plazo de 10 días hábiles (de lunes a sábado) posteriores a tu despido.
Al firmar el finiquito, renuncias a demandar a tu empleador, por lo cual es importante que te encuentres de acuerdo con los términos propuestos en el finiquito.

¿Si no estoy de acuerdo con el finiquito, qué puedo hacer?
Como trabajador/a despedido/a, no estás obligado/a a firmar el finiquito.
Si no estás de acuerdo con los términos planteados en el finiquito; si estimas que tu despido no cumple con los requisitos necesarios; o consideras que ha sido injustificado; tienes derecho a reclamar judicialmente tu despido.
También cabe la posibilidad, de que estés de acuerdo con sólo ciertos aspectos del finiquito; en tal caso puedes firmar el finiquito, dejando constancia escrita en el mismo finiquito (en la copia que queda en poder del ministro de fe) que haces reserva de tus acciones, indicando los montos que estimas se te adeudan y el motivo por el cual se te adeudan. De esta forma, puedes aceptar los pagos que se te ofrecen, reservándote el derecho de demandar en acto posterior, los montos que estimas se te adeudan.

Esperamos que este post te sea de utilidad al momento de enfrentarte a la difícil situación de un despido. Procede con calma y contacta inmediatamente a un/a abogado/a; ello puede marcar la diferencia a la hora de que tus derechos como Trabajador/a sean respetados.

Escribe un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Scroll to Top